¿Puedo tomar cerveza si estoy a dieta? La ciencia dice que sí

Aunque beber mucho sí te puede afectar, incluso te puede causar más de 200 enfermedades, a la hora de ponerte a dieta puedes tomar cerveza, trendlover.

Investigaciones han resuelto que un gramo de cerveza tiene únicamente 7 calorías, algo no tan drástico si lo comparas con las nueve que tienen la grasa, y las cuatro de un gramo de azúcar.

Decir que el alcohol puede ser la causa de la obesidad es dar una información demasiado escasa y poco realista, ya que en sí misma la cerveza no te hace acumular kilitos de más, sino las otras cosas que consumes.

No es lo mismo tomar 2 cervezas, que serían 200 calorías, y tal vez una botana con base en verduras, a tomarte 8, que son 800, más unas papas fritas que son más de mil.

De hecho, científicos han coincidido en que puedes tomar alcohol de forma moderada en una dieta equilibrada, o lo que es lo mismo, un par de copas al mes no te hará daño.

Según el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, tomar una copa de vino o una cerveza junto a una dieta mediterránea ha conseguido que miles de personas bajen de peso.

Así que ya lo sabes, trendlover, no se trata de tomar o no, se trata de las cantidades que ingieres y de lo que comes, por ello te recomendamos ir con un especialista si ya decidiste bajar de peso.